¿Qué es ‘Peligro’?

Posted in General News

“El Capitán de una embarcación en el mar que esté en una posición de ser capaz de dar apoyo, al recibir información de alguna fuente de que hay personas que están en peligro en el mar, está obligado a proceder a toda velocidad en su auxilio...”

Así comienza el Capítulo V, Reglamentación 33 de la Convención de Seguridad de la Vida en el Mar (SOLAS), ley internacional ratificada por casi todos los Estados marítimos. El Capítulo V de SOLAS aplica “a no ser que expresamente se especifique lo contrario […] a todas las embarcaciones en todos los viajes.” Las excepciones son pocas: Buques gubernamentales tales como embarcaciones de guerra - que a pesar de eso son “incentivados” a cumplir la norma – y (por raro que parezca) “embarcaciones navegando únicamente en los Grandes Lagos de Norte America […].

Para ser claros, entonces, todas las embarcaciones en el mar, con algunas claras excepciones, están obligadas bajo las leyes internacionales a auxiliar a “personas en peligro en el mar”. Por cierto, esta ha sido una tradición del mar por siglos. Entonces ¿Qué hay que discutir? En años recientes, personas escapando de la guerra, del maltrato o simplemente tratando de mejorar sus vidas, se han aventurado en el mar usando dispositivos totalmente inapropiados para ese propósito, tratando de llegar a mejores lugares. Miles han muerto en el intento.

Nuevamente, seamos bien claros. Ni el SOLAS, ni la Convención de las Naciones Unidas sobre las leyes del mar que le apoyan, ni ningún otro acuerdo legal internacional hacen distingos entre “personas en peligro” – ni raza, genero, edad, nacionalidad, credo, económico, legal u otro estatus.

Si están “en peligro”, los comandantes de las embarcaciones en el mar están obligados a ayudarles si pueden – al igual que los Estados a través de sus obligaciones con SOLAS en establecer servicios SAR, y asistir en el rescate de los barcos.

También seamos claros que, cuando se llega a una situación SAR, las regulaciones no distinguen entre las diferentes áreas del mar: aguas territoriales o alta mar, por ejemplo. Alguien en peligro debe ser salvado en lo posible cualquiera sea el agua donde se encuentre. Y el ‘salvamento’ incluye el traslado a un ‘lugar seguro’, “… donde la vida de los sobrevivientes no esté amenazada y donde […] se puedan brindar las necesidades humanas básicas...

Las Convenciones marítimas no incluyen específicamente el principio de ‘no devolución’ – el cual prohíbe entregar personas a países en los que corren riesgos de ser perseguidos – pero podemos seguramente leer en otros documentos de la Organización de las Naciones Unidas que ‘lugar seguro’ es uno en el cual este requisito es bien conocido.

Todo esto es importante porque en algunos lugares se han levantado voces criticando el salvamento de ‘migrantes mezclados’, y se ha vuelto necesario explicar la posición legal acordada internacionalmente.

Las respuestas a los difíciles problemas de migración que están ocurriendo ahora en el mundo no son para encontrarse cambiando cosas en el mar. Los principios de salvamento marítimo son claros, bien creados y deben ser defendidos contra la crítica mal infundada.

La IMRF continuará defendiéndolos.

Sin embargo, hay un problema más. ¿Qué es ‘peligro’? estamos obligados a salvar “personas en peligro” si podemos – pero ¿cuál es la cantidad de ‘peligro’? Aquí los acuerdos internacionales marítimos son un poco laxos.

El ‘Peligro’ no está definido en ellos. En lugar de eso, la ‘fase de peligro de una emergencia’ está definida como: “una situación donde hay una certeza razonable de que una persona, una embarcación u otro artefacto esté amenazado por un grave e inminente peligro y necesite auxilio inmediato”, en las palabras de la Convención de SAR Marítimo.

Ahora: ni un abogado sentado cómodamente en tierra o un navegante en el mar están para ponerse a dudar si hay personas luchando en el agua por su seguridad. El peligro es “grave e inminente” y es obvia la necesidad de auxilio inmediato.

¿Pero qué sucede si estas personas están en una balsa de goma pobremente hecha que está siendo empujada por un motor fuera de borda riesgoso? Algunos abogados dicen que estas personas no están en peligro (o aún no, por ahora) y los navegantes que han atestiguado tales cosas dicen que por supuesto que sí lo están, y que lo están desde el momento en que dejaron la orilla de la playa.

Nosotros, como personas de SAR marítimo, debemos estar del lado de los navegantes. La opinión experta debe predominar cuando un conjunto claro de parámetros estrechamente definidos no puedan ser establecidos o medidos. Si el experto marítimo tiene la “convicción razonable” que existe un peligro “grave e inminente” y que se requiere un “auxilio inmediato”, ello debe bastar.

La obligación de intentar salvar a aquellos en aparente peligro en el mar es absoluta. Debemos asegurar que los principios largamente establecidos que hacen que esto sea así no sean socavados. El problema de la migración debe ser tratado por los gobiernos en el único lugar en que debe ser: en tierra.

Contact Info

International Maritime Rescue Federation
50 Allardice Street
Stonehaven
AB39 2RA
United Kingdom

Telephone: +44 (0) 1569 767405

E-mail: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Log In Members

Members can log in here. Have you forgotten your username/password? E-mail us at info@imrf.org.uk for resetting your password. Or use the "Forgot Login?" function below.